¿Por qué ahora mi cuenta de Instagram es privada?


Seguro que alguna vez os habéis encontrado con una cuenta privada en Instagram... ¿Cuáles son los motivos por los que alguien hace su cuenta privada? ¿Hay algo de malo en tenerla pública? A continuación os cuento qué hizo que me decidiera a dar este paso.

Aún recuerdo cuando lo más entretenido que tenía en mi móvil era el Snake o releer los sms guardados desde tiempos inmemoriales... Supongo que no soy la única que puede pasarse un buen rato en Twitter o Instagram. ¿Qué queréis que os diga? La versión móvil del Facebook no termina de gustarme. Las redes sociales nos ofrecen mucho contenido (y muy variado) y hacen muy fácil mantenerse al día de todo lo que nos interesa. Para rematar también podemos aportar nuestro granito de arena subiendo nuestro propio contenido. Y ahí es a donde quería llegar. Porque una vez subes algo a internet pasa a ser de dominio público. No es que deje de ser tuyo pero cualquiera puede tener acceso a él.


Concretamente quiero referirme a Instagram. Más que nada porque es una red social que veo "muy ágil". Utilizarla es fácil, es rápido, es cómodo... Y no debo de ser la única que lo ve así porque ha desbancado a otras redes ya establecidas hacía tiempo. El caso es que cuando las cosas van tan rápido no sueles pararte a pensar y, estaremos de acuerdo, actuar sin pensar no es lo mejor que podemos hacer. Cuando empecé a publicar fotos en Instagram me hice muy consciente de lo que suponía. Antes apenas subía fotos personales a ninguna red y tuve que decidir cuánto de personal quería que fuera esta cuenta. Es un perfil en el que os enseño "Trocitos de mí...", mi familia, mis rutinas, viajes, caprichos... y, por supuesto mi blog.


¿Y qué pasa con todo eso que subimos? Resulta llamativo que, a estas alturas, todavía haya gente que defienda que "si lo subes a internet es como si lo regalaras". No, no y NO. Publicar algo en internet no le da permiso a nadie para hacer lo que le apetezca con él. Que yo me ponga una falda no le da derecho a nadie a levantármela. Esto puede ser lo lógico pero no es lo normal. Todos los días vemos como se roban contenidos sin siquiera citar autoría. Unos para ganar seguidores, otros para tener la cuenta más llamativa y otros, sencillamente, para ganar dinero.

"Lo que no es tuyo, no es tuyo."

Tal vez os suene el nombre de Richard Prince. Un señorito que vendió capturas de pantalla de fotografías de Instagram en gran formato por $90.000 cada una. Sí, noventa mil dólares. No, no me he colado con los ceros. Fotografías que no eran suyas ni tenía permiso de los autores pero que eran públicas. Parece una locura ¿no? Pues ahora vamos a llevarlo a una escala diferente. Porque se pueden ganar 90.000 dólares vendiendo una sola foto por ese precio o vendiendo 180.000 por $0.50. Me explico: Imaginad que en cualquier centro comercial hubiera una máquina que, a través de un buscador, permitiera a CUALQUIERA imprimir fotos de tu galería sin tu permiso por el módico precio de 1€ la pareja. Pues no hace falta que lo imaginéis, eso es lo que hace FotoNota. Sus máquinas de vending han convertido todas las cuentas públicas de Instagram en un banco de imágenes inmenso. Sabiendo el nombre de usuario o a través de etiquetas podemos localizar una imagen e imprimirla. Así sin más. Sin claves y sin restricciones de ningún tipo. Para colmo de males al imprimir la foto se conservan los textos pero el nombre del usuario que ha subido la foto desaparece. Eso sí, aparece el logo de FotoNota como si la foto fuera suya. CUALQUIERA puede ir con 1€ y llevarse una copia impresa de uno de nuestros selfies mientras FotoNota se llena la cartera.


¿Qué dice la ley de todo esto? Según la empresa su "modelo de negocio" es perfectamente legal pero, aunque no soy una experta en leyes, sí sé que en España, para poder comerciar con la imagen de una persona se necesita un permiso EXPLÍCITO y POR ESCRITO. No implícito. Instagram indica en sus condiciones que mantienen tus derechos sobre las fotos pero que al mismo tiempo aceptas pasar a formar parte de "el contenido" de la red social y por tanto les das permiso para hacer lo que ellos consideren con ese "contenido". Sí, siempre y cuando no infrinjan la legislación vigente. El mayor problema es que denunciar, además de farragoso, es caro. Y de esto se aprovechan este tipo de listillos. Montar una estructura para llevar a cabo innumerables micro-robos sale rentable.


Hay muchas aplicaciones para rastrear el contenido público de Instagram... ¿Y qué hago? ¿Dejo de publicar? ¿Voy a dejar que este tipo de gente condicione mi libertad para expresarme? Pues no. Así que opté por algo que ya llevaba tiempo planteándome: decidí hacer mi cuenta de Instagram privada. Muy bien Saray, ¿ahora qué? Pues ahora vamos a ver cómo nos afecta como usuarios este cambio:

¿Qué cambia al tener una cuenta privada?

 - Quien quiera seguirnos a partir de ahora tendrá que enviar una solicitud que quedará pendiente de aprobación.
 - Las fotos y vídeos sólo podrán verlas nuestros seguidores o aquellos que lleguen a través de un enlace que nosotros publiquemos, por ejemplo, en Twitter.
 - Las localizaciones o hashtags sólo serán visibles para nuestros followers.
 - Tampoco nos podrán etiquetar ni citar en una foto usuarios que no nos sigan.
 - Las aplicaciones de rastreo de contenido YA NO TENDRÁN ACCESO A NUESTRA CUENTA (tampoco la función "Explorar" del propio Instagram).

¿Qué sigue igual?

 - Cualquiera podrá ver nuestra foto e información de perfil (también los enlaces).
 - Todo el que quiera enviarnos un mensaje privado podrá hacerlo.
 - Los follower-hunters seguirán llamando a nuestra puerta como de costumbre.
 - Podremos volver a poner pública nuestra cuenta cuando queramos (para utilizar aplicaciones como Best9, sorteos...).


Aunque esto os lo estoy contando ahora ya hace meses que mi cuenta es privada. He leído bastante y comentado con otros Instagramers sobre el tema y he llegado a una conclusión:

"Teniendo un blog no tiene sentido que hagas tu cuenta privada."

Vale, voy a sacar mi galleguidad a relucir una vez más: DEPENDE. En parte estoy de acuerdo en que la visibilidad que tiene una cuenta pública es mayor pero ¿eso se traduce en más interacción? En mi caso concreto no he notado que hayan bajado los likes, sigo teniendo el mismo baile de cifras en mis seguidores y me comentan más o menos lo mismo. No digo que en todos los casos vaya a ser así pero, personalmente, no he notado un cambio a peor. Diría que incluso a mejor. Por otra parte está la curiosidad por saber qué puede verse en una cuenta privada. Os sorprendería ver la cantidad de búsquedas que hay sobre cómo acceder a esos contenidos sin ser follower o, directamente, sin tener una cuenta. Además, tener que revisar las solicitudes, te permite hacerte más consciente de quién te sigue.


Creo que, en definitiva, lo que proporciona tener una cuenta privada es más control sobre ella, sobre quién tiene acceso a lo que publicamos. Volviendo un poco a lo que os comentaba al principio todos pasamos tiempo en nuestras redes sociales y según cómo las utilicemos nos definen, al menos, a nuestro yo virtual. Se podría decir que yo encajo en el perfil de una "Sociaholic" pero me gustaría saber cómo os veis a vosotros mismos así que...




Nos leemos. Besiños.

Fotografía y edición: Miguel Durán


34 comentarios

  1. Me parece una buena decisión. Yo tengo público instauramos y la verdad, no me lo había planteado, pero tras leerte y enterarme de que existen cosas como FotoNota (no tenía ni idea), estoy dándole vueltas al asunto...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. me ha dado mucho que pensar tu entrada. Muchas gracias por la info, me ha encantado el post

    ResponderEliminar
  3. Pues creo que haces bien, no sé. Si te sientes más segura... pues tu privacidad es eso, tu privacidad.

    La verdad es que todos deberíamos de hacer lo mismo, pero bueno, yo tampoco soy una Instagramer que se haya informado demasiado de él, ni tampoco es que suba un contenido diario. Lo justo que, en realidad pues sí, debería de privatizarlo algo más.

    Me ha gustado conocer todo lo que has comentado, la verdad, así que gracias... .

    Un beso,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco subo demasiado contenido pero sí que me gusta compartir con vosotras cositas por Instagram y me niego a que una empresa saque dinero de mis fotos sin mi permiso. Cada uno tenemos que decidir cómo queremos que sea nuestro perfil en RRSS y para eso tenemos que conocer toda la información posible. Me alegra que te haya gustado el post ^_^ Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  4. Y por eso yo no subo fotos de la cara de mi hijo... si lo llevamos al nivel de los niños da más miedito la cosa aun. Aunque yo se que a mi me expongo.
    Lo de esa empresa me parece un insulto ¬¬ increíble que les permitan hacer negocio así.

    Un beso grande guapa : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente pensé en chicas como tú que subís algunas fotos con reservas. ¡Imagínate que alguien se imprime una foto de tu hijo! Yo también asumo que me expongo (en el blog salgo en muchas fotos) pero eso no quiere decir que le de permiso a NADIE para ganar dinero con mi cara. Espero que las leyes se vayan adaptando a estas cosas porque si no... Gracias por pasarte Diana. Besiños.

      Eliminar
  5. lamentablemente siempre tenemos que tener cuidado con lo que subimos a las redes...

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!!
    Me parece muy sensata tu postura. Respecto al tema legal, podría escribir tesis enteras sobre todos los incumplimientos que hacen las empresas principalmente norteamericanas y asiáticas, que nadie denuncia o nadie revisa, claro, hasta que salta el primero. Pero las normativas nacionales y a nivel europeo se las saltan a la torera, principalmente porque para estas nuevas generaciones el contenido del derecho a la privacidad e intimidad se ha desdibujado bastante. Comprendo perfectamente tus razones, y me han hecho pensar. La verdad es que no doy el paso a cuenta privada porque por mi profesión no puedo dar una identidad explícita ni darme a identificar en el blog, por eso a lo sumo de mí aparecen trocitos de cara, fotos de espaldas...y por supuesto, jamás mi familia. Pero eso ya depende de las exigencias profesionales de cada uno y de lo que le está permitido y lo que no.
    Gracias por compartir la info.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo! Muchas gracias por tu comentario ^_^ Sé que muchas empresas se saltan las leyes como quieren pero me niego a asumir que "es lo que hay". No puedo entender que haya gente a la que no le moleste que alguien se monte un negocio con el trabajo de los demás y sin permiso. Lo que me parece más grave con diferencia es que no se pida ningún permiso y parece que no le importa a nadie. Cuando vi la máquina de FotoNota pensé que pediría la clave de Instagram para que puedas imprimirte tus fotos (eso me parecía lógico) pero no, nada más lejos. Yo no oculto mi identidad porque no tengo necesidad de hacerlo, ni por mi profesión ni por el contenido de mi blog pero, no quiero ponerles en bandeja a empresas de este tipo que me roben. Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  7. COmprendo perfectamente tu decisión. Yo desde que inicié mis publicaciones en el blog y en redes sociales, precisamente por todas las razones que has expuesto, siempre controlo mucho las imágenes que subo, especialmente en lo que respecta a mi intimidad.

    No te pierdas hoy en el blog mi look de embarazada apto para todas.... y estrenando unos Botines lace-up fabulosos ! ;)

    .
    ❤ Besos de www.withorwithoutshoes.com

    ResponderEliminar
  8. Para mí solo es una diversión!!! no tiene mayor importancia


    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ala, sabiendo esto de esta empresa, si que me lo planteo. Todo el mundo puede pensar "¿quien imprimiria una foto mia?" pero así es, puede ir cualquiera e imprimirla, y a saber que uso le da. Y lo peor es que la empresa esta ganarà dinero. Espero que la gente no lo use y que no hagan negocio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo suelo ir a dos centros comerciales y ambos tienen esta máquina. Por suerte parece que no ha tenido mucho éxito pero ya he visto a algunas personas utilizarla... Si las ponen es porque les sale rentable. Se aprovechan del desconocimiento que la gente tiene sobre estos temas... Gracias por pasarte y comentar Cília. Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  10. A mi las redes sociales no me gustan mucho, al poco de morir mi padre me robaron la cuenta y tenía una foto con el... me dio tanta rabia que lo denuncié y desde aquella abrí la cuenta y borre todas las fotos en las que salía por eso publiico poca cosa y siempre cosas que no tienen importancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía! Joo... Lo siento mucho, la verdad es que la gente está fatal. No entiendo porqué una persona le roba la cuenta a otra pero pasa. A mi sí que me gustan las redes sociales, y mucho, pero entiendo que todo tiene unos límites y es bueno tenerlos claros. Gracias por contar tu experiencia Abbie ^_~ Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  11. Suelo subir las imágenes a redes sociales con bastante cuidado y siempre dirigidas al contenido y lectores del blog, con tu post al menos algunas personas tendrán algo de recato a la hora de subir fotos tan personales que pueden caer en manos de cualquiera...

    ResponderEliminar
  12. Te entiendo perfectamente. Yo en mis redes sociales solo publico las cosas del blog, por eso las tengo públicas.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Como en todas las redes sociales, lo que no quieras que vean, mejor no publicarlo
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Una entrada muy interesante. Yo lo tengo publico desde hace poco tiempo. Antes ni lo tenia. Besos

    ResponderEliminar
  15. Te voy a decir una cosa, lo tuyo es tuyo y de nadie más y más con esas fotos que tú haces que son una monada.
    Hace una semana más o menos mi cuenta también la he puesto privada porque en cierta manera es privada, no la uso para el blog es mía personal, quién quiera seguirme ya sabe que tiene que hacer, mandar una solicitud y veré si la apruebo o no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cielo ^_^ Para mí Instagram siempre ha sido una red social muy personal porque, aunque comparto cosas de blog, lo que más hago es compartir momentos personales de mi día a día. Ver que alguien se estaba lucrando con mi vida me pareció el colmo y me decidí del todo a dar el paso. Gracias por pasarte y comentar. Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  16. Es un gran problema que la gente se crea que porque algo esté publicado pueden cogerlo y hacer lo que quieran. Yo tuve que privatizar una de las cuentas de instagram que gestiono porque una empresa estaba plagiando las fotos y texto con todo el descaro del mundo. El problema es que pequeños usuarios no se van a meter a demandar a nadie, así que el mundo se aprovecha...
    un beso!
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es precisamente el problema. La gente, en general, no puede meterse en el lío que supone, actualmente sobre todo, denunciar a una empresa. Hace falta dinero, tiempo y conocimientos que no están al alcance de la mayoría. Y si juntamos esto con el hecho de que hay mucho aprovechado por el mundo... pasa lo que pasa. Gracias por tu comentario guapa. Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  17. Yo respeto quien la quiera tener privada o pública eso ya es una opción de cada una y entiendo que si subes trozos de la vida se quiera tener más control. Yo la tengo pública aunque si he subido alguna foto mía pero son poquitas, vamos que va más enfocado al blog, para fotos privadas mias tengo una cuenta que es privada y no agrego a nadie que no conozca, vamos que como digo yo en esa tengo cuatro pelagatos y tampoco me interesa tener mucho más. La verdad es que hay gente para todo yo no entiendo para que coger contenido de otras personas si no es tuyo o simplemente la gente que va a criticar, sino te gusta el perfil de alguien no lo sigas. En fin yo creo que hay gente que lo tiene como hobby hacer esas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego sorprende la cantidad de gente que se aprovecha del trabajo de los demás... Yo al principio también tenía mi cuenta más enfocada al blog pero, aun si siguiera siendo así creo que preferiría hacerla privada porque nadie tiene derecho a sacar beneficio económico de mi trabajo sin mi consentimiento. Como bien dices, es una decisión de cada uno y hay que respetarlas todas ^_^ Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  18. Saray, preciosa, a mi internet siempre.me ha dado miedo por el tema de los 'robos'. Recuedo que hace años tomaron 'prestada' una foto de una chica y la usaron para hacer camisetas, creo que Zac Efron tenía una. No es que tuviese miedo de formar parte del amario de Zac pero si del uso que se le podrían hacer de mis fotos. Así que comprendo tu postura
    Petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hay derecho a que se aprovechen de nuestras imágenes. Ya sea por derechos de autor, de imagen o de ambos, no se puede hacer uso del trabajo de los demás si no hay un acuerdo previo. Desde luego a mí no me gustaría ver una foto de uno de mis posts formando parte de la nueva colección de Zara, por ejemplo... Opino que es un tema de respeto, simplemente. Gracias por pasarte cielo. Besiños.

      Eliminar
  19. Me has hecho reflexionar sobre el tema y estamos tan desamparados ante la ley. Me parece una vergüenza que se lucren a costa de la vida privada de los demás y encima sea legal.
    Mi cuenta de Instagram la creé por el tema del blog, igual que la te Twitter, tengo un Face personal pero ahí ni siquiera comparto los enlaces de mis post. Lo tengo todo separado, cuando me metí en este mundillo, lo decidí así. Sólo mis padres, hermanas y novio saben de estas cuentas, no he querido mezclar, por mi profesión actual, prefiero ser más anónima, aunque si me hago una foto del maquillaje, no me escondo. Pero quería tener las parcelas separadas.
    Muchas gracias por tu información, no conocía el negocio que se traen entre manos. Y por supuestísimo que entiendo tu decisión.
    Me quedo como seguidora.
    Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero, muchas gracias por tu comentario y por quedarte como seguidora Oly ^_^ ¡Bienvenida! Al principio yo creé mis redes sociales como parte del blog pero poco a poco fueron pasando a ser parte de mi vida de una manera mucho más personal. Además Ysilacosafunciona.com también es muy personal así que prefiero proteger mi trabajo (y el de mi chico) todo lo que pueda. Gracias por pasarte y comentar. Nos leemos. Besiños.

      Eliminar
  20. Me ha parecido un post súper interesante.
    Gracias por compartir experiencia guapa,
    besos!
    Emma
    www.emmalovesfashion.com

    ResponderEliminar
  21. Como bien has dicho es muy complicado y es que al final estamos expuestas al público,yo antes subía muchísimas cosas más personales y ahora sí que me corto más pero sigo subiendo,a fin de cuentas quiero que se me conozca también un poco. Pero el ponerlo privado es totalmente entendible...lo del loco este de vender las fotos no tenía ni idea,vaya tela. Un abrazo querida

    http://caritrini.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  22. Pues si a mi tampoco me gusta q me puedan robar fotos personales y usarlas vete a saber con qué fines y lo de venderlas por un euro de esta manera me parece una vergüenza en que cabeza cabe ni que fuera una lata de cocacola q metes un euro y sale . Muy poca vergüenza tienen los de Instagram a prestarse a ello

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado mucho tu artículo, la verdad que estoy de acuerdo contigo. Yo miro mucho la privacidad sobretodo que tengo una niña, no entiendo por ejemplo los padres que exponen la vida de los menores por ganar seguidores y dinero... en fin es un tema muy controvertido.

    Te dejo mi blog, que acabo de abrir por si te gustaría pasarte, me suscribo a tu canal. Espero que pases por el mío, un saludo.
    https://blogueaconalba.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  24. Hola♡
    MUI buena entrada,tienes razón!
    Tengo un blog de moda y belleza desde hace poco.. Así que empiezo a seguiarte, espero verte por mi blog!besitooo

    ResponderEliminar